Docente ganador

José Monroy

"No lo olvides, la inteligencia, favorece la superación personal". 

Proyecto ganador

Olimpiadas de Química

En la Escuela Preparatoria Oficial Número 203, creamos varios proyectos para enseñar a nuestros estudiantes de forma lúdica y así, brindarles un ambiente de convivencia sano y pacífico.

La motivación y el trabajo en equipo son el camino

El reto más grande que tuve antes y después de la pandemia fue lograr que un grupo de alumnos de nivel medio superior culminara su año escolar.

El panorama no era muy prometedor. Los estudiantes tenían problemas de conducta, malos hábitos y falta de compromiso con sus actividades. Según una evaluación diagnóstica, solo el 3 % aprobó el examen de conocimientos básicos. Sumado a esto, se presentaba una división muy marcada al interior del grupo, lo cual dificultó en muchas ocasiones el trabajo en equipo y también, ocasionó la deserción de varios estudiantes. 

Para solucionar esta problemática, se propuso crear un ambiente de convivencia sano y pacífico. En primera instancia, se establecieron reglas para mejorar las relaciones personales, así mismo, se implementó la figura de un monitor responsable para los trabajos en equipo y diversas actividades cuyo objetivo era motivarlos a cumplir y compartir sus experiencias. Con el apoyo de un orientador técnico, también creamos el "Plan mochila" para darle un debido manejo al problema de la adicción a las drogas.

A pesar de los esfuerzos, la situación no parecía mejorar. Pero con la llegada de la pandemia, se presentó una segunda oportunidad para lograr que todo el grupo se mostrara dispuesto a aprender y realizar la entrega de sus trabajos. Al final, cubrimos el 100 % de los contenidos de la materia, ¡no fue una tarea fácil!

Me convertí en un alumno más, pero en la web. Nunca imaginé que a mis 50 años estudiaría de nuevo. Comencé varios cursos en línea para aprender diferentes formas de enseñar, a la fecha (octubre de 2020) tengo más de 150 horas de estudio en internet. 

Las plataformas digitales se convirtieron en mi gran oportunidad y establecí las videoconferencias como herramienta de trabajo. Poco a poco, aprendí a negociar con los alumnos para realizar clases amenas y didácticas con varios recursos. Sin embargo, mi gran logro fue motivar a los alumnos a que interactuaran en plataformas como PHET y Google Classroom. 

Sin pensarlo fui uno de los docentes con mayor cantidad de trabajos entregados y con mayor cantidad de alumnos comprometidos con sus clases virtuales. La comunicación mejoró notablemente, utilizamos diferentes medio como WhatsApp, el correo electrónico y las llamadas; además, tratamos  de relacionar las actividades con su vida cotidiana para generar más empatía con sus trabajos. Puedo decir que la pandemia me hizo un mejor docente.

En agosto, los logros se multiplicaron. Recibimos una invitación para asistir a las Olimpiada de Química organizadas por la Universidad Autónoma del Estado de México, cuyo propósito es elegir a cuatro estudiantes destacados en esta ciencia para representar al estado de México a nivel nacional. 

Entonces, invité a Jair Carcaño Segoviano y Carlos Abel Maya Vega, biólogos y colegas docentes, para generar una estrategia de trabajo denominada "Libre cátedra", que le daba la libertad a cada alumno de elegir cómo prepararse para la competencia. Varios llegaron hasta la primera ronda y solo Josué Gutiérrez López siguió en competencia.

La preparación se multiplicó, observé como muchas veces nuestro alumno se derrumbaba, pero al final logramos el éxito. Josué obtuvo el segundo lugar y para nosotros fue un reconocimiento enorme.

De esta experiencia aprendí que trabajando en equipo se logran cosas extraordinarias y que el poder de la motivación mueve montañas.

Gracias por leer esta historia.

 José Martín Monroy Martínez.

¿Cómo te aporta el Espacio Docente GCF y el contenido de GCFGlobal a tu vocación educativa?


En lo personal me han ayudado mucho. He aprendido muchas estrategias y actividades para implementar en mi aula virtual, de hecho el aprendizaje continúa. Todos los espacios de GCF y su material, como las cápsulas, videos, sesiones y diversas actividades que se desarrollan en esa plataforma, muchas de ellas pensadas para nosotros los docentes, me han aportado positivamente. Estoy muy agradecido con el apoyo que brindan a la sociedad y, en especial, en esta época de pandemia donde los cambios han sido demasiados. 

Conoce a la profe Sonia, otra ganadora del Concurso Docente GCF.

.